Ahusín en moviento. Marcha en bici en contra del cáncer.

Este pasado domingo 31 de Julio, el Ayuntamiento de Carbonero de Ahusin, gestionado por su alcaldesa Sandra Ayuso y la Asociación “Ahusin en Movimiento” organizaban la I Paella Popular Solidaria, evento diseñado para recaudar beneficios destinados a la Asociación Española Contra el Cancer (AECC).

Entre las diversas actividades promovidas por el ayuntamiento y sus vecinos, como la mencionada paella popular, se organizaba una rifa, una exhibición de baile moderno y castillos hichables para los más pequeños dentro de un ambiente puramente festivo.
El Club Deportivo Sexmeros, junto el Club Femenino BTT Las Kamelias y los Piñones de Ahusin, prepararon una marcha en bicicleta de montaña que recorrería los caminos del Sexmo de Santa Eulalía como hicimos el 22 de Mayo en la Marcha MTB del Sexmo de Santa Eulalia.

Entre 55 y 60 ciclistas, entre Sexmeros, Kalemlias, Piñones, amigos y simpatizantes, donde pudimos contar la presencia de nuestros amigos “Los Betordos”, tomaron los caminos y senderos que unen estos pueblos de la Campiña Segoviana y pasaron por Yanguas de Eresma, Armuña y parada obligatoria en Bernardos (Cabeza de Sexmo) para hacer un repostaje en el bar, y continuar hacia Miguelañez, Miguel Ibañez, Pinilla Ambroz, Añe, para finalizar cruzando el río Moros y terminar de nuevo en Ahusin.

Por lo que me dicen los asistentes, una  ruta bien diseñada y gestionada por nuestro socio Carlos Arribas (Jarri), que una vez más, a estado a la altura.

Allí, en Carbonero de Ahusin, esperaban los vecinos con música y gran ambiente. Una paella popular y unos refrescos.

Nuestro socio, Jose Manuel Cofreces, tomó estas estupendas instantáneas de la jornada. En resumen, un día estupendo.

Y ahora….. todos a apuntarse a la V Marcha BTT de Cabezuela Bike Tour, ya sabes que solo hay 200 plazas, CORREE!!!


CRONICA DE JARRI SMITH

Con motivo de un acto solidario para recaudar fondos para la lucha contra el cáncer, Javi Huetes me dijo que preparara un itinerario asequible por nuestro Sexmo de este año: Santa Eulalia, que partiera y llegara a Carbonero de Ahusín, pasando por alguna de las localidades de este Sexmo.

Lo primero que pensé fue coger los tramos que fueron eliminados del trazado final y oficial de la Marcha de los Sexmos, celebrada el pasado 22 de Mayo.
Carbonero de Ahusín preparaba así un día de convivencia, solidaridad y diversión para todos los asistentes, que fueron muchos. Para grandes y pequeños.

El Club Deportivo Sexmeros, junto el Club Femenino BTT Las Kamelias y los Piñones de Ahusin juntaron casi 40 ciclistas para recorrer los poco más de 50 kms de la marcha. Como el día apuntaba altas temperaturas se decidió, de manera unánime, adelantarla 1 hora, partiendo de Carbonero de Ahusín a las 9:30.

Hubo participantes que fueron en coche hasta allí. Otros partieron desde sus casas ya con sus bicicletas, como fue el caso de Isma y mío, que partimos desde Tabanera del Monte a las 8 de la mañana, pasando por varios pueblos y tramos de subida y bajada…para ir calentando, más que nada. Nada más llegar a la hora indicada, estaban todos ya preparados; pero para dar los 5 minutillos de rigor, Isma y yo nos subimos la famosa cuesta del cementerio.

Partimos poco después de las 9:30, enfilando el Sendero del Conjuro, un tramo ascendente eliminado de la Marcha de los Sexmos. Seguimos tranquilamente por otro camino ancho descendente que nos llevó a otro tramo descartado: el Atajuelo del Molino. Sendero sinuoso en moderada bajada y que termina en una curva muy cerrada que da paso a una gran pendiente. En este punto propuse a Pipe y Mónica que tomaran un atajo que les llevaría al puente del Río Eresma, donde nos encontraríamos en unos minutos.
El resto, tras pasar Yanguas de Eresma subimos la cuesta denominada la “Matahombres”, cada cual a su ritmo, unos kms más de subi baja, cruzamos por San Pedro (estación de Yanguas) y nos reagrupamos todos en el puente del Eresma.
Aquí hubo dos grupos: el primero bajo a lo mecagüen por el terraplén que hay justo pasado el puente, a través de la alta y densa maleza de la chopera descartada también en la Marcha de los Sexmos; y el otro grupo siguió el trazado oficial. Nos reunimos los dos grupos en el camino de entrada a Armuña. Donde Pipe y Mónica decidieron regresar tranquilamente a Carbonero de Ahusín.
Para el resto les esperaba el plato fuerte del día: subir al cerro de la Ermita del Tormejón. El pelotón se estiró más que nunca, mostrando un rosario de ciclistas, que iban llegando exhaustos a la cima. Tras comer un poco y las fotos de rigor, se volvió a hacer dos grupos: el más pequeño decidió bajar a lo gran mecagüen, siguiendo el trazado que hicimos en la marcha de los 100 de la Nava; el grueso del pelotón, más sensato, volvió sobre sus rodadas hasta el sendero que lleva camino de Bernardos.
La nota negativa de la marcha fue una caída justo en este punto. Una compañera cayó de bruces y dio un golpe contra el suelo, pero aguantó el resto de la marcha. Nuestra admiración hacia ella!!
El otro grupillo, tras dar una pequeña vuelta por el cerro en frente del de la Ermita y despedirnos de Antonio que enfiló la Vía Verde camino a Carbonero de Ahusín, tomó camino Bernardos, tras el pelotón, acabando todos en el Bar Samda de Bernardos, rehidratándonos un poco. Un par de nuestros compañeros de ruta tomaron en este pueblo el coche escoba. Al mismo tiempo, nos preguntamos por los Piñones de Ahusin, que parece ser que aumentaron el ritmo, debido a que el nuestro era demasiado tranquilo para ellos.
Continuamos siguiendo el trazado oficial hasta Miguel Ibáñez, donde cogimos el camino más directo a Pinilla Ambroz, al que llegamos en pocos minutos, agrupados…bueno, casi. Tras reagrupamiento, tomamos aliento en camino favorable hasta casi Añe, pues antes tuvimos que sortear algo de arena de pinar.

Mi gozo en un pozo!!! Cuando vi que el Río Moros estaba prácticamente seco!! Mi pequeña sorpresa al garete. Yo imaginando a todos pasando por las refrescantes aguas, dándonos un buen remojón…y lo único que se mojaron fueron las cubiertas; aunque alguno sí que se mojó algo, pero más que nada porque había mucha arena y acabaron cayendo de lado justo sobre el fino cauce. Pero no fue tan mal del todo, porque no faltaron las risas.
Continuamos por el pinar de Añe hasta la Vía Verde, unos con más prisa que otros y subimos la última cuesta, que lleva a Carbonero de Ahusín, con un poco de pique sano. Antes de llegar al pueblo hubo reagrupamiento general para entrar todos juntos hasta el arco de meta situado en la plaza del pueblo, donde había una gran cantidad de gente ya.

Rehidratación cervecil. Un poco de acicalamiento y la paella rica, rica para todos los presentes. Además había un pequeño mercado e hinchables para los peques. Hubo bailes, sorteo de regalos, bingo y guerra de agua de la fuente que fue lo que triunfó.

Parece ser que ha gustado tanto la idea que el pueblo de Aldea Real nos ha pedido organizar una marcha allí.

Esto es un sin vivil, válgamelseñol!!!!

TRACK DE LA RUTA:

Powered by Wikiloc