Ballbreaker Bike ‘La Perico MTB’

Sexmeros_8920401Parecía imposible…hasta que lo hicimos.

La primera vez que le conté a Wandar la idea de hacer esta marcha alternativa a la marcha cicloturista “La Perico” me respondió: “al lío, al lío!!”

Pasé varios días dibujando literalmente esta ruta, tocando lo mínimo de carretera, tomando tramos ya recorridos por nosotros en otras rutas y, de los tramos dibujados, viendo si serían ciclables o no, dónde terminaba uno y empezaba el otro, las posibles fuentes si la temperatura era elevada (que lo fue), dónde poder parar a comer un bocata (porque eso era más que seguro)…con la premisa de que siguiera cerca del trazado de la marcha de carretera ya mencionada…y resultó, muy dura, pero resultó. Y encima coincidió con el mismo día de la celebración de La Perico cicloturista: el 14 de Agosto de 2016.

En honor a nuestro compañero y amigo Sexmero Isma y su pasión por AC/DC la pusimos el sobrenombre de “Ballbreaker Bike”, vaticinando que sería una marcha “rompedora”. Ya os decimos los cuatro que la hicimos que lo fue, vaya que si lo fue!!

Esta ruta empezó mucho antes del 14 de Agosto de 2016. A las 7:15 de ese día se empezó a materializar. Metro a metro, de esos más de 140000. Ascendentes o descendentes. Fáciles, técnicos, muy técnicos o modo empujabike. Rocosos o arenosos. De campo, de pinar, de valle o de montaña. Hierba, asfalto, tierra, agua. Camino ancho o vereda…cupo de todo en 140 km y alrededor de 3500m de desnivel positivo.

Empezamos a rodar con la primera luz del alba, los cuatro jinetes: Wandar, Isma, Fonsi y Jarri. Con la mente puesta en el primer puerto del día: hasta el Camino Viejo del Paular. Yendo por pista forestal la mayor parte. Con un desnivel ya de unos 500m y 20km. El ritmo era asequible para los cuatro. Yendo agrupados, charlando, entre el sombrío y de pinos y robles y de agradable pedaleo con la fresca.

Sexmeros_8920275 Sexmeros_8920280 Sexmeros_8920285 Sexmeros_8920293 Sexmeros_8920301 Sexmeros_8920304

Al llegar al desvío hacia Cotos, subimos algunas coronas al cambio y adquirimos otro ritmo más modesto, tratando de mantener el equilibrio en este tramo de alta dificultad técnica y gran desnivel. Entre rocas y raíces desde su punto medio hasta el final de los 3 km que supone la subida hasta el puerto de Cotos, donde paramos a comer algo, mientras se acercaban los primeros corredores de la Perico de carretera. Pasó el primero, muy suelto y tranquilo, el segundo…igual. Y más tarde pasaban pelotones de 50 o 60 corredores algunos. Y nosotros animando a todos.

Sexmeros_8920308 Sexmeros_8920311 Sexmeros_8920315
Pero como esto acababa de empezar, como aquél que dice, seguimos nuestra marcha…hacia el Refugio del Pingarrón. Pasando por bajadas y subidas muy técnicas, rotas y teniendo que portar la bici en algunos puntos. Pero llega un momento, no tardando mucho, que el camino es ancho y fácil de rodar, descendente…hasta llegar al punto donde tuvimos que cruzar el Río Lozoya, justo antes de la presa. Tras cruzar, viene una parte de mucha roca, con algún punto bastante técnico, le continúa una vereda rápida entre vacas, hasta llegar al final de nuestro primer tramo: el camino que viene de Rascafría y que asciende hasta el Puerto de la Morcuera.

Esta subida son 11 km al 5% de pendiente media, se ascienden 525m de altitud. Es un puerto largo pero se sube bastante bien. Con mucha sombra. La dificultad técnica es nula. Al llegar al cruce con la carretera aprovechamos a comer algo mientras animábamos a los corredores de la marcha de carretera que falta les hacía. No era precisamente los primeros como los de Cotos. Tras descender unos metros por carretera, tomamos el desvío a mano derecha hacia el puerto de Canencia, pasando por una de las zonas más bonitas de nuestra marcha. Tras superar un pequeño repecho el camino es todo descendente, entre vegetación y claros por los que se aprecian unas vistas maravillosas del Valle del Lozoya. Esta parte tiene varias fuentes (al menos 3) donde repostar y beber agua fresca. Ten cuidado, porque es un camino muy frecuentado por familias enteras de senderistas, sobre todo en fin de semana y festivos!!
Tras cruzar de nuevo la carretera y ver la guarrería que preparan los corredores tras los avituallamientos, continuamos bajando hacia Canencia pueblo, pasando por una zona recreativa masificada de coches y más senderistas de fin de semana. Pero el camino es bien distinto al anterior: está en plena explotación de pinos, dejando el firme muy roto, lleno de palos y ramas, levantando piedras y polvo tan fino como el cemento. El pasar de las bicis levantan una gran polvareda. Cuando estábamos llegando al siguiente cruce de carretera, vino una parte algo más complicada: unas zetas o curvas de 180º con mucha pendiente y con ramas y pedruscos de gran tamaño.

Sexmeros_8920333 Sexmeros_8920344 Sexmeros_8920361 Sexmeros_8920368 Sexmeros_8920372 Sexmeros_8920377 Sexmeros_8920382 Sexmeros_8920385 Sexmeros_8920386 Sexmeros_8920391 Sexmeros_8920392 Sexmeros_8920393 Sexmeros_8920397 Sexmeros_8920399 Sexmeros_8920401
Como queríamos evitar lo máximo posible la carretera, enseguida tomamos un camino que, aunque ponía “propiedad privada”, no debía serlo más que el cartel, porque un coche pasó por allí sin decirnos nada. Bueno, debieron pensar que no éramos muy listos, porque una vez pasados las bicis por una gran portela, el acompañante del coche movió el cerrojo y la abrió sin más. Para ser privada, no parece que les importe mucho la privacidad.
Tras superar un repecho corto pero muy empinado, nos divertimos por caminos y veredas casi todas descendentes hasta la misma localidad de Lozoya. Eso sí, pasando antes por el puente romano del Congosto y el Embalse de Pinilla. En Lozoya Wandar compró agua, cocacola y aquarius, pasa afrontar lo más duro del día…

En principio, pensábamos hacer parada aquí para comer. Eran alrededor de las 14:00 horas, llevábamos 6h25’ de pedaleo, pero todos creímos que era mejor comer en Navafría, porque luego nos iba a costar muchísimo subir este terrible puerto con el estómago lleno.

Hicimos bien.

La subida empezó con un “regalito”. Un camino, casi a campo través con una pendiente brutal, superando 100m en apenas medio km. Tras ello: vino el infierno.

La subida denominada “el ventoso” (verdá, verdadera: porque “te cagas!!”). Son 6,8km en los que se ascienden 607m de altitud, con una pendiente media del 9%, con tramos mantenidos del 13 y del 15 y otros, algo más cortos, por encima del 20%. Salvo un pequeño tramo que te ofrece un respiro, tras el desvío a mano izquierda, corto pero del 23,5% (donde me paré a recoger las gafas de Fonsi y ya no me pude subir a la bici hasta que lo pasé andando).
Isma y Wandar venían por detrás. Wandar iba algo más modesto e Isma le iba esperando. Por delante, Fonsi y Jarri ponían palos en forma de flecha en los dos cruces de camino que se encontraron. Parecía no tener fin esta jodía subida, ni tampoco tregua. No moderaba su pendiente ni un par de metros seguidos. El calor era asfixiante, rondando los 37 y 38º. Bajó hasta los 29º al llegar a la Horizontal. Esto, la sombrita de los pinos y el sudor nos hicieron sentir un gran alivio…y ver que se había acabado este puerto!!!!
Unos minutos más tarde apareció Isma, montado sobre su Canyon, con alegre pedaleo y los hombros colorados por el sol. Un poco más tarde llegó Wandar, dando un gran y sonoro respiro. Los kms de la Horizontal y el agua bien fresca de una fuente justo antes del Puerto de Navafría recuperaron a Wandar plenamente, que se puso a bajar como corresponde hasta el pueblo de Navafría, pasando antes por el área recreativa “El Chorro”, que estaba hasta arriba de coches y de gente.

En Navafría se nos olvidaron las penas con un par de jarras de cerveza y un bocata. Lo peor más duro estaba hecho. Algo quedaba, pero sería algún repecho ya. Así que, tras reponer fuerzas, enfilamos la Cañada Real Ocidental Soriana hacia casita. El calor seguía siendo elevado, agotamos el agua de nuestras mochilas y bidones. Tras una pequeña confusión de camino, poco antes de llegar a Collado Hermoso, nos tocó “intentar” subir campo a través un tramo insufrible (ya las fuerzas no daban pá más). Viendo ahora el mapa en Strava fueron 300m al 30% de pendiente…vamos, que no era porque las fuerzas estuvieran mermadas, no. Un par de repechos más y llegamos por fin a nuestra meta y final de la marcha.

Regocijo, celebración y comentarios de la jugada con birra y tinto de verano para rematar el día.

INFORMACIÓN PARA USUARIOS DE WIKILOC:
– Esta ruta está compuesta por dos archivos gpx porque se me acababa la batería del Garmin. Con éste grabé el primer tramo y con el móvil el segundo.
– Ruta de gran exigencia física y mental.
– Tiene tramos muy técnicos.
– Tiene fuentes y puntos para coger agua suficientes.
– Lleva comida sólida o planifica parada para ello, pues aunque tengas buen nivel, la ruta te llevará más de 7 horas como mínimo. Y esto es yendo muy fino.
– Mejor en días no muy calurosos.

“tantas rutas que recorrer…y tan poco tiempo…”

 TRACK EN WIKILOC

Powered by Wikiloc

La idea original salió de aquí: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9455793