Camino a camino se va haciendo el recorrido

7324996Posible Ruta Larga con el atajo. Incompleto: porque debí apagar sin querer el grillo y faltan 7kms por registrar.

Gélida mañana soleada en la que Iñaki, Fernando, Jarri y Pedro bian abrigaditos trataban de entrar en calor bajo los primeros rayos de sol camino Migueláñez.

Partiendo de la Plaza Mayor de Bernardos, como ya suele ser costumbre, a las 9 y pico, vamos a decir, arropados hasta arriba y sintiendo más frío si cabe en la carretera, de terreno favorable, que separa Bernardos de Migueláñez.

Solo se veía el sol de cara y campos blancos de helada castellana. Los charcos, hielo puro y la poca gente que nos cruzábamos, tapados dejando ver únicamente los ojos. Por suerte no soplaba viento, o no se atrevía, todo estaba congelado, hasta la tija telescópica de Pedro. El camino, ya muy bien conocido: Bernardos, Migueláñez, Miguel Ibáñez, Ortigosa de Pestaño y Nieva. Donde el terreno se vuelve cuesta arriba, en esta ocasión muy favorable, para poder empezar a “entrar en calor”. Tan solo lo justo para poder pasar las lagunillas heladas en medio del camino, dirección Pascuales, donde la duda de si el peso de la bici y su jinete rompería o no el hielo…por poco, pero sí.

De aquí hasta Tabladillo, más terreno “pá calentar”, y un poco más hasta Pinilla Ambroz (donde nos fijamos que se habían llevado la compostelana que indica el Camino de Santiago). En la bajada que le sigue hasta el pinar de Añe, nos dimos cuenta de que el sol hoy calentaba lo justo, engañaba bastante, creyendo que no hacía frío, pero aquí nos dimos cuenta; y en las zonas sombrías del pinar; donde algún tipo gracioso había talado un pino y lo había dejado cortando el paso. No pasa ná, aprovechamos para comer algo.

Tras cruzar el Río Moros por el vado de hormigón, en breve llegamos a Añe y lo callejeamos de distinta manera que las veces anteriores, pero saliendo por el mismo camino, atravesando otro pinar, dirección a la Vía Verde del Eresma que, tras cruzar el río, giramos a la derecha para empezar las cuestas a poco más de 1 km.

7325012Tras coronar esa cuesta, que sí que nos calentamos ya, se callejea un poco por el pueblo de Carbonero de Ahusín y, llegando al punto más bajo del mismo, subimos a lo más alto, pasando por el camino del cementerio. Esta cuesta es corta pero con gran desnivel. Una vez arriba, tuvimos que patear un poco porque otro gracioso agricultor ha hecho desaparecer el camino. Tras alcanzar la torreta eléctrica vuelve a haber camino.

Pocos kms más y nos veíamos ya atravesando Yanguas de Eresma, cogiendo fuerzas para subir la Matahombres que, con el barro y la lluvia caída recientemente, se hace más terrible.

Nada más coronarla y reagruparnos, giramos por la primera a mano izquierda, camino San Pedro y poco más: el puente de Yanguas que cruza el Río Eresma de nuevo. Nada más cruzar el puente, improvisamos y giramos a la izquierda: un terraplén muy corto pero de gran inclinación, seguido de un virtual camino que pronto se vuelve real. Unos caminos con arena y un bonito pinar. Al final de la camino se llega a Armuña, pero por otro al que veníamos pedaleando.

Tras Armuña, subimos al cementerio, bajamos por la cuesta que lleva a la Vía Verde, que cruzamos por el túnel (con demasiada arena arrastrada por el agua), bordeamos casi la Ermita del Tormejón y tras una vereda con buena pendiente, barro, hiebajos sueltos, agua y algún borrillo suelto aparecen los caminos que imitan a los arroyos, con barro y algo de hielo todavía.

Camino ancho y bueno los restantes 4 kms hasta Bernardos.

Birras y comentarios de la ruta en el bar Samda.

7325000

RUTA REALIZADA COMPLETA

Para obtener la ruta entera pinchad en el enlace de Fernando: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11965231