I Marcha Memorial Nico Abad. Jarri Smith

Este pasado Domingo 24 de Julio, nuestros socios y amigos Jarri y Raúl participaron junto a otros 300 ciclistas en este evento memorial. Y aquí os dejamos la crónica que Jarri ha redactado.

Memorial_Nico_Abad_Jarri_4Y pensar que me inscribí a esta marcha sin tener bici de carretera…pero cuando vi el porqué de la Marcha ni me lo pensé: Memorial de Nico Abad. Ciclista fallecido el año pasado por enfermedad. Como que me sentí identificado…de nuevo…

Llevaba tiempo con la flaca de mi hermano, pero después de 4 años me la pidió. Así que lo que hice fue comprarme una de segunda mano que, a decir verdad, me encanta. Es mi “Red Special”. En recuerdo a la que hace años pintamos mi amigo Raúl y yo, una de montaña de hierro.

Al lío: el reto era superar los 132 km, con dos puertos: Navacerrada y Navafría, unos cuantos repechos antes y después de esos puertos, con un desnivel de 2750m y el calor de la fecha: el 24 de Julio. Tuvimos la suerte de que la temperatura era genial: 18ºC (al menos para mí) y que también respetó el calor durante toda la marcha. Muy importante!

Tenía que demostrarme a mí mismo si tanto entreno había servido para algo. Disfrutar de la marcha, pero con esfuerzo.
Como la marcha empezaba a las 8:30 tocaba madrugar y estar allí pronto para aparcar y preparar las cosas con tranquilidad, calentar un poco (pues de sobra sé que se sale a cuchillo), meo de rigor justo antes de salir,…y todas esos rituales de ciclistas y pescadores (jejeje).

Mira que llegué prontito (a las 7:45) y fue jodío el encontrar hueco para aparcar. Estaba ya tó petao!! A ritmo de Rosendo encontré un sitio, saqué la bici del coche me puse las zapas, casco, gafas, cogí el papeo, puse el grillo en la potencia de la bici,…y a calentar un poco.

Memorial_Nico_Abad_Jarri_1

No sé si llegué a rodar 500m porque te encontrabas con todos los que conoces y fue calentamiento de lengua más bien. Todos fuimos para la Plaza de Sotosalbos con nuestras bicis, donde se entregó un cuadro de la UC Navas de Oro a la familia de Nico. Y vuelta hacia atrás, poco a poco hasta llegar a la N-110 donde estaba la alfombra en el suelo para el chip de cronometraje.
Y a cuchilloooooooo!!!

Pensaba ir a mi ritmo, no dejarme llevar por el grupo de cabeza. Pero era más que grande y se iba taaaan bien que no se podía uno contener. Qué velocidad, mae mía!!! Claro que había que superar los repechos (incluido el repetidor de Torrecaballeros) pero apretando un poco se subía muy bien, ya que con tanto ciclista delante ibas bien tapadito.

El pelotón ocupaba toda la carretera. La Guardia Civil nos custodiaba junto con los voluntarios en moto. Una gozada. Coches parados en las cunetas, en los cruces, la gente aplaudiendo por donde pasábamos…sensación inigualable!!

Memorial_Nico_Abad_Jarri_2Cada vez que pasábamos por algún cruce o pueblo concreto y miraba el crono me quedaba flipao!! Decidí “dejarme“ llevar hasta La Granja, en primer lugar, y definitivamente hasta Valsaín, porque pedales había que darlos, ibas a resguardo del viento pero mirando las pulsaciones eran entre 140 y 150. Flojo no iba no; y quedaba aún mucha batalla. A partir de Valsaín el terreno va picando hacia arriba salvo algún falso llano, donde vas acumulando ya desnivel, donde las pulsaciones se disparan si no regulas…y Navacerrada no perdona luego.

Cuando decidí ir algo más tranquilo llevábamos una media de 36,7 km/h!!! Ni por un barranco cojo yo esa media…

Me junté con Álvaro Mardomingo y otros corredores con los que compartíamos ritmo…al menos hasta el comienzo de Navacerrada. No lo subí mal, pero he de decir que lo he subido más agusto otras veces. No me refiero a la velocidad, si no a las sensaciones. Ya sabía yo que esa primera parte a tanta leche luego te va pasando factura. No quería hacer récord en Navacerrada, en Navafría sí, pero no tan pronto.

Así que me puse mi ritmillo y a subir tranqui, apretando lo justo. Aun así iba adelantando corredores (pá mí que se habían emocioado más de la cuenta en la primera parte “llana”). Me alcanzaron 3 ciclistas y, al ver que era buen ritmo, decidí seguirlos. Los cuatro íbamos adelantando algún que otro ciclista en la subida. Al rato vimos a Iván Melero ayudar a un ciclista que había pinchado. En la meta me contó mi hermano que justo antes de coronar Navacerrada rompió un radio de la rueda trasera y que Melero le entregó (con vuelta) una de repuesto. Detallazo!! Un 10 para Carlos Melero y su hijo Iván!!

Coronamos pasados 5 minutos de las 10 de la mañana. La Guardia Civil nos daba paso. Los coches parados. Meto plato grande y a zapatear hasta Cotos. En el parking de Navacerrada está puesto el primer avituallamiento pero no me paro.Memorial_Nico_Abad_Jarri_3

Ya lo tenía pensado así. Empiezo a dar pedales sin apretar demasiado. Recuperando un poco de la subida de Navacerrada. A los 2 o 3 kms pasa un grupeto encabezado por Álvaro Coco y su hermano Edu y me dicen que me ponga a rebufo. Así lo hice, aunque me costó por la leche a la que iban. Incluso mantenerme a rebufo me costaba, pero sabía que éste podía ser el grupeto con el que llegar hasta la subida del puerto de Navafría.

Pasé casi descolgado en Cotos, pero es ver una bajada…y como que me embalo!! Empecé a adelantar uno a uno a los compañeros de grupeta hasta que una vez delante me “dejé caer”. Yo extrañado que no me adelantara nadie. Cuando miré hacia atrás no veía a nadie. Bueno, ya me cogerán luego. Que quedan unos 15 kms hasta Lozoya y conviene ir en grupo. Al alcanzar a una hilera de coches delante tuve que frenar (y es que la marcha era abierta al tráfico) y me dieron caza. No pasa nada, total, ya casi empezaba lo llano.

Muy peligrosa la bajada porque subían muchos ciclistas (ajenos a la marcha, claro) y al adelantarles los coches venían por nuestro carril.

Memorial_Nico_Abad_Jarri_9 Memorial_Nico_Abad_Jarri_8 Memorial_Nico_Abad_Jarri_7 Memorial_Nico_Abad_Jarri_5

Se acabó el puerto y al llegar lo llano, los hermanos Álvaro y Edu pusieron un ritmo bastante alto. Yo temía descolgarme porque hasta Lozoya iba a estar muy al amparo del viento, pero supe aguantar entre los 4 primeros (seríamos unos 15), incluso de dar algún relevo en los repechines que hay llegando a Lozoya. Antes pasamos Rascafría y su sufrido adoquinado que parecía no tener fin. No tenía mucha hambre pero aun así me bebí el gel que llevaba. El envoltorio pál bolsillo del maillot.

OJO: no seas guarro y no tires nada jamás!

En tan solo 45 minutos llegamos a Lozoya y patapúm parriba. Aquí el grupeto se disolvió para siempre. Creo recordar que vi uno o dos de ese grupeto el resto de la marcha donde nos adelantábamos continuamente.

Decidí subir apretando un poco pero no iba tan fino como la última vez, donde dicidí apretar cuando llevaba casi 3 kms de ascensión e hice tan solo un minuto más que hoy, y eso que desde el principio “aproveché” aquel día, pero hoy se iba notando el esfuerzo previo.

Una vez más fui adelantando ciclistas. Unos pocos más que en Navacerrada. Y eso que no iba tan fino. Pero ese no era el objetivo hoy. Hubo uno con el estuvimos casi toda la subida jugando al juego del adelantarnos el uno al otro…eso distraía y te hacía la subida más amena. En la parte de falso llano aproveché para comer algo y no esperar mucho…por si acaso…

Cuando coroné, me paré en el segundo y último avituallamiento para rellenar uno de los dos botes que llevaba y sin más: patapúm pabajo. Con tranquilidad, no como en Cotos, porque sé que el firme de este lado está de pena. Lo que menos quiero ahora es dar un llantazo y tener que parar a cambiar la cámara. Hablando de cámaras: al llegar a las recurvas de este puerto, pillé al fotógrafo sin estar preparado y aunque me tiró fotos yo creo que ya era tarde (sí, lo era. No había fotos de mí en la web en ese punto…).

Me dejaba caer sin más, aprovechando para comer, esperando a algún grupete con el que afrontar los últimos 40 kms. Pasaron dos y los perdí. Pasaron otros 4 y los perdí también. Me di cuenta de que voy muy descompensado: bien en las subidas y mal o regular en el llano. Ya me veía solo hasta la meta…pues qué bien!

Poco antes de llegar a Pedraza enlacé con un grupo de unos 8 que me pasó veloz…pero los volví a perder…hay que joderse!!
La carretera, desde el cruce de la N-110 era muy mala. El firme, bastante irregular, hacía perder el ritmo. El calor empezaba a llegar a los 30ºC…y empezaban los repechos (que curiosamente tan bien me vinieron). En el repecho de Pedraza me saludaron y animaron dos amigos vecinos. Veía el último grupo, que había cogido a los otros 6 de delante, cómo se alejaba en los llanos y los casi cogía en los repechos…pero nada. Miraba atrás pero no veía nadie…pues palante!

En el repecho largo y durillo de Arevalillo pensé que finalmente los cogería, pero era como si se hubieran esfumado. No los veía. Tan solo a uno que adelanté justo antes de Arevalillo y tres que veía al fondo, camino de El Guijar, donde vi a mi amigo Pick montándose en la moto en la puerta de su casa. Tras charlar un poco con él dando pedales, me dio ánimos y se marchó. Antes del Cubillo cogí a los tres más uno que había cogido a su vez. En el repecho pasado el Cubillo los dejé nada más empezarlo. Y a 200m adelanté a uno al que le faltaba carretera de los bandazos que daba. Otro repecho más y llegué a La Cuesta (pueblo, ojo). Al girar a mano izquierda tan solo me quedaban 6 kms y, aunque picaba para arriba decidí morir en la bici para poder bajar de las 4 horas y media de carrera. Cuando vi otros 4 al fondo me propuse alcanzarlos como objetivo. Cuando casi los había dado alcance me pasó uno. De dónde ha salido éste!!!??? Pensé. Le seguí unos metros pero iba como a 36km/h y le solté. Seguí a mi ritmo (que era de 32-33 km/h). Adelanté a esos 4, que trataron de hacer lo mismo que yo metros atrás, pero se quedaron también.Memorial_Nico_Abad_Jarri_6

Entré en Sotosalbos a toda castaña y crucé la meta el 84 de 325 corredores, con un tiempo de 4h28’28” y una media de 29,62 km/h. Tras los “coño, ya estás aquí!?” de los que conocía. Les respondía: “coño, no estás tú aquí antes!?” Me pedí una birra fresquita (encima era Mau clásica!!) y me sentí como un señor.

Quiero dar la enhorabuena a la Organización de la Marcha, empezando por Fabián Arranz y la viuda de Nico; así como todos los voluntarios, pues sé que sin ellos estas cosas no salen tan cojonudamente como salió. Todo un 10. Los cruces, las indicaciones, el apoyo, las ayudas, la comida, la carpa con mesas y sillas a la sombrita, las duchas (agua caliente, muchachos!!!!), el sorteo de regalos, los masajistas pá los más necesitados (aquí me excluyo), las birras fresquitas para los más necesitados también (aquí me incluyo).

Yo estuve en la I Marcha Cicloturista Memorial Nico Abad y me lo pasé genial.
I’ll back!!
GRACIAS!!!!!!!

TRACK DE LA RUTA

Powered by Wikiloc