Marcha MTB Sexmo de Cabezas: Bolsa Participante

Todos los años, intentamos que los participantes que depositan su confianza en nosotros, tengan un recuerdo inolvidable de un día tan especial para todos los Sexmeros.

Aunque el objetivo de este evento, es conocer todos esos pueblos de los Sexmos de Segovia, reuniendo a todos esos amigos y simpatizantes Sexmeros, pedaleando por esos caminos y senderos que los unen, también queremos que os podáis llevar un presente.

En la mochila del participante que amablemente nos ha concedido uno de nuestro patrocinador VICENTE LEAL VARGAS, Concesionario oficial CITROËN en Segovia, encontrarás entre otras cosas, el dorsal de participante personalizado que desde la primera edición guarda el mismo diseño y que nuestro patrocinador Hipermercado EROSKI de Segovia nos proporciona para que los puedas coleccionar entre los dorsales de otros eventos en los que participas.

También encontrarás la famosa camiseta de los Sexmos, una camiseta normal a simple vista que pero guarda un valor muy especial para todos los que la consiguen. Es que es una camiseta única, porque este evento se celebra una vez cada diez años en el mismo Sexmo (zona de la provincia de Segovia), y solo los más fuertes conseguirán tener dos camisetas de mismo Sexmo. Estas camisetas son un regalo de los Ayuntamientos que componen el Sexmo y por lo tanto, una muestra de hospitalidad de sus vecinos para todos nosotros.

Como novedad para este año, HITACHI Power Tools, aparte de aportar una cantidad económica al evento, va a donar un buff para todos y cada uno de nuestros participantes. Todo un detalle por parte de esta gran compañía que apuesta por el deporte. El 11 de Junio puede que el sol caliente nuestras cabezas y con este gran regalo podrás protegerte y además evitar que el sudor descienda a tus ojos si llevas puesto el buff.

Y bueno, si podemos encontrar alguna cosilla más, la dejaremos en vuestra mochila, aunque somos partidarios de menos regalitos… y más diversión.

También se realizará un sorteo de regalos durante la comida y algunos afortunados se irán a casa más contentos si cabe.