Subida a la atalaya a ver el belen

Julio y Antonio en la Atalaya20-12-2015: Hoy es uno de esos días para recordar. Nos juntamos un montón de Sexmeros, como hacía tiempo que no hacíamos, al menos una quedada en la que anduviese yo mezclado. Aparte de muchos sexmeros se unieron algunos de los buenos amigos con los que ciclo habitualmente, como Alberto, Angel, etc. Salí solo de San Cristóbal por la circunvalación para encontrarme con el grupo inicialmente en el conservatorio, luego nos cruzamos en el carril bici, en la rotonda.

El pelotón se dirigió hacia el pantano del Pontón Alto, donde atravesamos la presa y cogimos la Cañada Real Soriana Occidental para llegar a Gamones y entrar en el camino de La Atalaya. Sexmeros_Atalaya1Cruzamos varias puertas y empezamos la ascensión. Es una pista más o menos buena de firme, con una pendiente tendida que no se hace excesivamente pesada, salvo quizás por su distancia de varios km. Al final, antes de llegar a las antenas, hay tres rampones que rondan en algún punto el 19%, pero salvo eso, que también se sube montado en la burra, todo lo demás es bastante asequible. Una vez llegamos todos arriba alguien nos sorprendió con unos vasos de plástico y un poco de vino, se desató una buena juerga.

 Nos hicimos varias fotos y subimos al vértice geodésico, donde, como todos los años, el grupo de senderismo de Tabanera había instalado un Belén.Sierra del Guadarrama Allí continuó el buen rollo y el derroche de humor. Cantamos villancicos y comimos turrón.

También grabamos un mensaje para el presi, que ahora está en Londres. Podéis verlo todo en el vídeo adjunto a esta crónica. Después de un buen rato de hermandad, bajamos por el mismo camino hasta el desvío hacia Las Cardosillas y Peñas Lisas y recorrimos la cuerda hasta llegar a la cuesta de Mataburros, que dejamos a la derecha para desviarnos a la izquierda y bajar de nuevo a la Cañada Real por La Vaguada de las Dehesas y la zona del Picoroncho.

La Cañada, que han dejado como una autopista, llevó a parte del grupo directo de nuevo a Gamones, donde nos separamos definitivamente, unos hacia Palazuelos y otros hasta San Cristóbal. Otra parte se había ido a Hontanares desde el cordel de Trescasas. Juan... o Cristobal Colon

Lo mejor de todo, sin lugar a dudas, la compañía, el clima de hermandad que se produce en estos grandes grupos, donde unos esperan a otros, todos nos adaptamos a los niveles de todos, vas conversando con diferentes personas, etc. Aparte del maravilloso día, que parece increíble que en Segovia a 20 de diciembre tengamos 11ºC en lo alto de La Atalaya y un sol radiante, cuando tendría que haber varios grados bajo cero y medio metro de nieve

.Planeando el ataque

Atalaya_Navidades_2015


Crónica redactada por Juan Marugan.