Tres son multitud, Ascensión al chozo Aranguez y Peñalara

SABADO 25 JUNIO 2016 – Ismael Velasco

segovia_sexmeros_2ajpgAmanece un nuevo día en Segovia, un día de espesa niebla, pues anoche llovió y las nubes descendieron a ras de suelo envolviendo todo en una fantasmal cortina desplomada, ya va surgiendo la claridad del sol tamizada por la niebla.
Son las 9:00 de la mañana y ya empiezan a aparecer los personajes de hoy dispuestos a disfrutar de una nueva aventura por aquella mole de granito y pinos. Por encima del Estanque del Chato hacen su presencia Cristina, Pedro e Ismael, tres locos sin remedio del montañismo y la naturaleza.

Entre bromas y risas empieza la aventura de hoy, cruzamos La puerta de la Ultima línea hacia el monte, se percibe humedad en el suelo y en el aire, poco a poco va disipándose la niebla, subiendo paralelo al paredón de los Jardines hacia La Fuente la plata se ven las jaras empezando a abrir sus flores blancas, esas mismas que la semana pasada se encontraban todavía dormitando, no se mueve el aire y se oyen los arroyos.

Fuente_Chotete_SexmerosEmpezamos a subir entre robles y pinos ya con pendiente por los senderos de El Cebo, las hormigas, grandes ingenieras utilizan un tocón de pino seco y acículas como consistente edificio, andamos hasta alcanzar la carretera forestal asfaltada después de darle al palique y unos pasos vamos dejando a nuestra derecha la Fuente del Chotete a nuestra izquierda el Arroyo Carneros. Hay silencio roto por el agua y el sol empieza a entrar en escena calentando con esmero.

Más adelante después de un puente empezamos a ver balizas, pues había una marcha o carrera de al menos 114 km a pie, que se dice pronto, sortearían la sierra varias veces, según fuéramos subiendo nos encontraríamos a l@s participantes descendiendo. Llegamos al Vado de Oquendo y entre el Moño de la Tía Andrea a la derecha y el Arroyo del Cañón a la izquierda subimos, nos encontramos mas participantes entre ¡¡¡Animo Campeones!!! y organizadores del evento, ¡¡¡Buenos días!!!

Seguimos un sendero dejado a la derecha Raso el Pino hasta topar con el Arroyo de la Chorranca, sorteamos dicho arroyo y seguimos por un estrecho sendero con fuerte pendiente, empezamos a ver pinos con curiosas formas y otros robustos. Llegamos a Las Carboneras entre senderos retorcidos ya empiezan a ir desapareciendo tímidamente los pinos, cruzamos el Arroyo de las Almas de Diablo, pareciera que dicha alimaña fuera secando tal arroyo.

Entre pinos, sabinas y el olor de los piornos se empieza a oír un curioso concierto pues las ranas croan con gran fervor, regalándonos sus melodías nos acompañarían en nuestro camino, se empieza a ver con majestuosidad imponente el macizo de Pañalara, arriba en la cresta se aprecian como hormigas un sinfín de montañistas.

El macizo aunque pueda parecer una pared lisa desde la lejanía de la llanura Segoviana es un Canchal con piedras de granito de consideradas dimensiones, estas piedras se encuentran teñidas de un color verde claro, jaspeadas por los líquenes.

Entre sonidos de cencerros de vacas escondías entre pinos llegamos a Majada Aranguez y bebemos el refrigerado y dulce agua del Arroyo Peñalara, agua cristalina. A una altura de aproximadamente 1.900m ya empezamos a ver un refugio antiguo de pastores cuyo Chozo habrá visto muchas historias, secretos y vivencias de la trashumancia y del montañismo, actualmente se encuentra reformado, El Chozo Aranguez. Llegamos al Chozo y hacemos nuestra primera parada del día, bocadillos, agua, fruta que llevan Pedro e Ismael y bollos de almendras y espelta hechos por Cristina cuyo rico sabor hacia remontar recuerdos de la infancia.

  • ¡Hola Buenos días! ¿de dónde vienen?
  • de Segovia, ¿y ustedes? de Ávila.

En la Majada Aranguez en las proximidades del Chozo se pueden ver corrales de piedras que servían por aquel entonces de cobijo del ganado y tenerle recogido. ¡¡Se ve Segovia allá abajo!! con una capota de nubes nos hace ver una bonita imagen, Segovia y un mar de nubes, y por encima el cielo de Castilla.

Emprendemos nuestra ascensión por el canchal del Macizo de Peñalara por suerte las nubes nos brindan sombra para nuestra aventura. Empezamos a subir por en medio de dicho Macizo encontrándonos manantiales y piedras a destajo de distintos tamaños, algunas bien sujetas y… otras rebeldes y bromistas, entre ellas corretean pequeñas arañas, Lagartijas Roqueras, Serranas e Ibéricas, iban surgiendo a nuestro paso.

El asunto se empieza a poner entretenido y con gran pendiente obligados a ir a gatas agarrándonos a aquella pared tanteando piedras, después de un rato decidimos pararnos y ver el gran espectáculo a nuestras espaldas, ¡¡¡SIN PALABRAS!!! el Chozo se empieza a difuminar entre la majada, había un silencio sorprendente solo roto por la brisa del aire y los aviones. Vemos cruzar un poco por debajo de nosotros hacia el norte tres buitres leonados.

¡¡¡Mirar allí se ve La Atalaya y se ve todo su camino hasta la cima!!! , de perfil Peñas Buitreras.
El Cerro Matabueyes con la Cruz de la Gallega, Valsain, el valle del Rio Eresma, ¡¡¡allá Montón de Trigo y La Pinareja!!!

Y aquí pegado Navaquemadilla, El Cerro del Puerco y El moño de la Tía Andrea que no se menea con el paso del tiempo, bien sujeto con horquillas, nos disponemos a subir su Peineta, ¡¡¡Peñalara!!!.
Se ven a nuestro paso plantas alpinas que se encaraman en las piedras, son amarillas y rosas, Ismael bromea con Cris, mira Sexmeros y Kamelias 😉

Pedro levanta una piedra con la mano, ¡¡anda hay bichos!!, son Cochinillas resguardándose del sol.
Ya estamos llegando a la cumbre ¡¡¡VAMOS!!!
Suena el móvil de Ismael… ¡¡¡son Rodri y Juanjo!!! que también han querido disfrutar del día y se han marcado una ruta circular de unos 14 km. desde Puerto de Cotos, hasta Laguna de Pájaros desde allí subirían por Claveles, Risco de Pájaros, Peñalara y bajar por la cresta, por Dos Hermanas, La loma y llegar a Pto. de Cotos de nuevo.

Seguimos el ascenso entre piedras y mas piedras y piedras y piedras y piedras y piedras. ¡¡¡Por fin llegamos a la cumbre!!! y podemos ver que por la cresta pasan l@s participantes de la Marcha a los gritos de ¡¡¡Vamos campeón!!! ¡¡¡Vamos campeona!!!, Cris le ofrece agua a uno de ellos.

SEXMEROS_20160625_120908 SEXMEROS_20160625_132525 SEXMEROS_20160625_132927 SEXMEROS_20160625_132943

Y también como nosotros hay mas amantes del montañismo aquí arriba.
Desde aquí arriba se puede ver por el lado de Madrid otra cordillera larga, por la cual anduvimos por su cumbre hace unas semanas atrás, La Cuerda Larga. Abajo se distinguen los pueblos de El Paular y su Monasterio, Rascafria, Los Grifos, Oteruelo del Valle, Alameda del Valle, Pinilla del Valle, Lozoya con el embalse de Pinilla con el Rio Lozoya… algunos de los pueblos del Sexmo de Lozoya o Valdelozoya. Aquí pegado se ven Las Cinco Lagunas y distintos neveros resistiéndose.

Hacia el otro lado los distintos montes, La Atalaya, Matabueyes, El Moño la Tía Andrea y demás…. parecen hormigueros desde aquí arriba, el embalse del Pontón Alto… ¡¡¡Las vistas son sobrecogedoras y emocionantes!!! también se ve Segovia y diseminados gran parte de sus pueblos El Sexmo restante, ¡¡¡¡ancha es Castilla!!!!

Un buen trago de agua y empezar el descenso, vamos de cachondeo ja ja ja ja entre bromas de Pedro e Ismael, chistes de Cris, historias… por algún momento sospechamos que nos está afectando el mal de altura a nuestras molleras fue un momento divertido, oye! creo que me suena esta piedra, no se dé qué, pero me suena!! ja ja ja ja hemos pasado antes por aquí??
Entre risas y bromas llegamos a Majada Aranguez a orillas del Arroyo Peñalara almuerzo que queda en las mochilas, beber el dulce y frio agua del arroyo y a desandar lo andado. Atravesamos entre pinos y senderos sinuosos Las Carboneras, cruzamos El Arroyo de la Chorranca hasta llegar al camino que baja parejo al Arroyo del Cañón.

SEXMEROS_0160625_111524 SEXMEROS_20160625_112015
Vamos viendo mas participantes algunos extenuados, nosotros queriéndoles ofrecer agua, ayuda.
Bajamos al Vado de Oquendo y más adelante La Fuente del Chotete el arroyo carneros y su agitado sonido pista asfaltada y mas adelante descender por El Cebo hasta la Fuente la Plata salvar la esquina de los Jardines descender entre Jaras cruzar el puente y llegar a La Puerta de la Ultima Línea, final de esta fantástica aventura de unos 17 km. en nuestros pies.